Billie Eilish arrasa en los Grammy ganando los cuatro premios principales

Billie Eilish arrasa en los Grammy ganando los cuatro premios principales

El provocador álbum avant-pop que los hermanos Billie Eilish y Finneas crearon en una pequeña habitación tuvo un gran impacto en los Grammy y les mereció un total de once premios.

When We All Fall sleep, Where Do We Go? — creado en la casa de los músicos en Los Ángeles — ayudó a Eilish a alzarse con los cuatro honores principales: álbum del año, canción del año, grabación del año y mejor nuevo artista. La cantautora de 18 años es la más artista más joven que haya logrado esa hazaña.

Finneas, coautor, productor e ingeniero del disco, resultó el máximo ganador de la noche con seis trofeos. Eilish obtuvo cinco.

Juntos, ganaron también mejor álbum de pop vocal, mientras que los reconocimientos individuales de Finneas incluyeron productor del año y mejor ingeniería, en ambos casos de música no clásica.

“Estos son mis primeros Grammys. Nunca pensé que esto llegaría a pasarme en la vida”, dijo Eilish. “Realmente quiero decir que estoy tan agradecida, nada más quiero decir que estoy muy agradecida”.

Finneas agregó: “Sólo hicimos música juntos en una habitación y todavía hacemos eso”.

“A todos los niños que están haciendo música en sus cuartos hoy, van a recibir uno de estos”, dijo.

El cuarto donde hicieron su magia cobró vida cuando subieron al escenario para interpretar juntos When the Party’s Over, con Finneas al piano y Eilish cantando suavemente, y perfectamente entonada.

La ceremonia, realizada Los Ángeles, tuvo un tema central: los íconos locales Kobe Bryant y Nipsey Hussle fueron homenajeados y celebrados

Los Grammy comenzaron con una actuación en honor a Kobe Bryant, el exastro de la NBA fallecido horas antes en un accidente en helicóptero. Más tarde, colaboradores y amigos de Hussle como DJ Khaled, John Legend, Meek Mill, Kirk Franklin, Roddy Ricch y YG realizaron un homenaje especial al rapero asesinado el año pasado.

Hussle también ganó su primer par de Grammys póstumamente.

La cineasta Ava DuVernay presentó el número musical, en el que participaron músicos de banda y bailarines. Legend usó ropa tradicional etíope y eritrea en honor a las raíces africanas de Hussle. Mill interpretó una nueva canción titulada Letter to Nipsey (Cartas a Nipsey) mientras otros se reunieron para cantar Higher, que ganó el premio a la mejor interpretación de rap/cantada.

“Esto es para Nipsey Hussle. Esto es por el hip hop”, dijo DJ Khaled, quien colaboró en el tema con Legend y Hussle, cuya familia también subió al escenario.

“Lo amamos. Lo extrañamos. Es terrible que tuvimos que perderlo tan temprano”, dijo Legend. “Hemos visto tragedias hoy y el año pasado… tomemos cada una de ellas con fuerza”.

Durante la Premiere de los Grammy (una ceremonia previa a la televisada en la que se reparten la mayoría de los premios), Racks in the Middle de Hussle fue galardonada con el trofeo a la mejor interpretación de rap.

El espectáculo realizado en el Staples Center, la casa de Bryant durante sus años con los Lakersde Los Ángeles, comenzó con una emotiva interpretación a cappella de It’s So Hard to Say Goodbye to Yesterday en las voces de la anfitriona Alicia Keys y Boyz II Men.

“Aquí estamos juntos en la noche más grande de la música celebrando a los artistas que lo hacen mejor, pero para ser honesta nos sentimos increíblemente tristes en este momento”, dijo Keys al aparecer en el escenario, agregando que “Los Ángeles, Estados Unidos y el mundo entero ha perdido a un héroe”.

Dijo que el público estaba “desconsolado en la casa que Kobe Bryant construyó”.

“En este momento Kobe y su hija Gianna … están en nuestras almas, están en nuestros corazones, en nuestras plegarias, están en este edificio”, agregó. “Tómense un momento y manténganlos en su interior, compartamos nuestra fuerza y nuestro apoyo para sus familias”.

Antes de que el show honrara oficialmente a Bryant, Lizzo interpretó Truth Hurts y “Cuz I Love You” tras declarar: “Esta noche es para Kobe”.

Lizzo obtuvo tres premios, incluyendo a mejor interpretación pop solista por Truth Hurts y dos en los apartados de R&B.

“Esperen un segundo”, dijo, recobrando el aliento. “Gracias a la academia. Esto de verdad que es una (grosería) locura”.

La cantante estuvo entre los debutantes y veteranos que ganaron sus primeros Grammy el domingo, junto con Tanya Tucker, J. Cole, Eilish, Lil Nas X, Billy Ray Cyrus, Michelle Obama, Sara Bareilles, Rosalía, 21 Savage y Tyler, the Creator.

“A mi madre, hiciste un gran trabajo criando a este tipo”, le dijo Tyler a su mamá, quien lloraba a su lado en el escenario al verlo aceptar el premio al mejor álbum de rap.

Y hubo más lágrimas en la gala.

Demi Lovato, quien se ha mantenido mayormente alejada de la luz pública para enfocarse en su recuperación tras sufrir una reportada sobredosis en julio de 2018, ofreció una desgarradora y magnífica interpretación vocal que le mereció una ovación de pie. Estaba tan emocionada que al principio tuvo que volver a comenzar mientras una lágrima rodaba por su mejilla.

La interpretación de Camila Cabello de First Man, una canción dedicada a su padre, también indujo al llanto. Cabello bajó del escenario para acercarse al asiento de su papá y cantó frente a él, mientras éste se quebraba. Algunos miembros en la audiencia también se emocionaron hasta las lágrimas, incluida Gwen Stefani.

Ariana Grande tuvo una actuación larga —probablemente para compensar el drama en torno a su cancelación del año pasado. Run DMC unió fuerzas con Aerosmith para rocanrolear en el escenario de los Grammy, mientras que Usher, Sheila E. y FKA twigs rindieron homenaje a Prince.

Lil Nas X trajo a la vida la historia de Old Town Road acompañado por los artistas que ayudaron a mantenerla en el No. 1 por 19 semanas a través de varios remixes, incluidos BTS, Mason Ramsey, Diplo y el principal colaborador del tema, Billy Ray Cyrus.

El veterano rapero Nas entonces se unió a Lil Nas X para una nueva canción, gritando al final: “Kobe, te amamos”.

Una nube oscura se había cernido sobre la ceremonia de este año luego que la Academia de la Grabación anunció que puso a su recién contratada directora ejecutiva, Deborah Dugan, bajo licencia administrativa por conducta inapropiada. Dugan y sus abogados contraatacaron argumentando que la entrega de premios estaba manipulada.

No se hizo mención directa al tema durante la ceremonia de más de tres horas.

Comments

comments

menu
menu