Brasil le gana a Argentina y se convierte en finalista de la Copa América

Brasil le gana a Argentina y se convierte en finalista de la Copa América

Goles de Gabriel Jesús y Roberto Firmino, más la clase inagotable de Dani Alves, bastaron el martes para que Brasil esculpiera una victoria 2-0 ante Argentina que instaló a los anfitriones en la final de la Copa América.

Jesús abrió el marcador a los 19 minutos tras una monumental jugada de Alves. Cuando Argentina insinuaba cierto dominio en el clásico sudamericano disputado en el estadio Mineirao, un contragolpe desatado por Jesús acabó en el gol definitivo de Firmino a los 71.

Otra frustración para Lionel Messi con la Albiceleste. El crack argentino se marcha de otra cita internacional sin el ansiado título que le falta en su extraordinario palmarés. Argentina también sigue esperando por una consagración, pendiente desde que se coronó en la Copa América de 1993.

En busca de su décimo título continental, Brasil jugará la final el próximo domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. Conocerá su rival este miércoles cuando Chile y Perúdisputen la otra semifinal en Porto Alegre.

“Estuvimos concentrados… supimos sufrir. Es un premio al más eficaz”, declaró Alves. “El madero jugó a nuestro favor, los detalles estuvieron de nuestro lado”.

Lionel Scaloni, el técnico interino de Argentina, reclamó por fallos en el arbitraje, señalando una falta para penan en la acción previa al segundo gol de Brasil.

“Brasil no pudo hacer su juego. Fue sometido por Argentina”, afirmó Scaloni, el técnico interino albiceleste. “Fue nuestro mejor partido en el torneo por la magnitud del rival”.

Alves corona el primer gol

El primer gol brasileño fue obra y gracia de Alves, el eterno lateral derecho de 36 años. Tras un balón que Lautaro Martínez no alcanzó a controlar, Alves se lució con un sombrerito y un recorte antes de pasar a Firmino, cuyo centro retrasado desde la derecha encontró a Jesús en soledad para nada más empujar el balón ante el arquero Franco Armani.

Más impetuoso, Messi ofreció su mejor actuación de la Copa. Pero sufrió al no encontrar un socio que le acompañara. Después del gol brasileño, el capitán se mandó una galopada en la que dejó tirados a tres rivales antes de ceder a Sergio Agüero, pero el atacante disparó mal. Sobre la media hora, el “Kun” tuvo la mejor ocasión argentina, con un cabezazo que fue rechazado por el travesaño.

Argentina era superior, pero las modificaciones le dejaron expuesta para las contras y ahí apareció la abundancia técnica de los locales, exhibida en la velocidad y gambeta de Jesús para habilitar a Firmino, poniendo el 2-0 que esencialmente liquidó el pleito.

Comments

comments

menu
menu