Comey pensó que su despido era una broma pesada

Comey pensó que su despido era una broma pesada

James Comey, director del FBI, estaba dando un discurso a un grupo de empleados del FBI en Los Ángeles, cuando, en las televisiones que se encontraban al fondo, se informó que el presidente Donald Trump lo había despedido.

De acuerdo con el New York Times, Lo primero que hizo fue reír, pues pensó que se trataba de una broma. Posteriormente, Comey se trasladó a una oficina cercana, donde su equipo le confirmó que, en efecto, estaba despedido.

Poco tiempo antes, una carta firmada por el presidente Trump había sido entregada en los cuarteles generales del FBI, a siete cuadras de la Casa Blanca, en la que Trump le daba las gracias a Comey por haberle advertido en tres ocasiones que no se encontraba bajo investigación, pero que, lamentablemente, “no era capaz de dirigir el Buró Federal de Investigaciones”.

Comments

comments

menu
menu