Gobierno de Trump anuncia plan para reunir familias que separó

Gobierno de Trump anuncia plan para reunir familias que separó

El Gobierno de Donald Trump parece que encontró la manera de arreglar los desórdenes provocados por la política inmigratoria de “cero tolerancia” que conllevó a la separación de familias inmigrantes en la frontera sur de Estados Unidos: dejar que los arregle la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU).

El juez Dana Sabraw dio una orden a la Administración de Trump de proponer planes para reunificar a los niños inmigrantes con sus padres, los cuales han sido deportados, así que el Gobierno federal decidió darle el trabajo a ACLU.

Al principio, el grupo proderechos humanos criticó al Gobierno por deslindarse tan descaradamente de su problema migratorio, pero ya tomó su trabajo en serio para reunir a las familias restantes.

Según el nuevo plan, las reunificaciones se harán en el país de origen de las familias. La reunificación recaerá sobre la responsabilidad de ACLU.

Así, el Gobierno se deslinda de críticas y de todo; sin embargo, ACLU ha mencionado que, a pesar de que la Administración de Trump se haya quitado el trabajo de encima, se los está haciendo más difícil, pues mencionan que entregan información con enorme lentitud.

ACLU debe reunir a 365 niños inmigrantes con sus padres que ya fueron deportados. El Departamento de Estado es quien se debe de encargar de encontrar la ubicación de los padres. Este viernes se anunció que sólo faltan cinco por ser localizados.

559 niños inmigrantes continúan separados de sus padres, a pesar de que el juez federal Dana Sabraw haya dado una orden a la Administración de Donald Trump de reunir a todos los niños mayores de cinco años no más tarde del 26 de julio, la cual se extendió al 31 y aún el Gobierno federal no ha logrado reunificar a todas las familias.

En las últimas semanas, los medios han reportado ya una gran cantidad de abusos contra los inmigrantes, tanto niños como adultos, en los centros de detención. Estos abusos han sido, tanto sexuales como físicos o verbales. Ya van más de dos meses desde la separación de familias y los niños siguen sin sus padres.

Comments

comments

menu
menu