Iniciativa de ciudad santuario divide a Tucson

Iniciativa de ciudad santuario divide a Tucson

La ciudad de Tucson recibe el crédito de ser el lugar de nacimiento del Movimiento Santuario en la década de 1980, una labor por parte de las iglesias para ayudar a los refugiados de Centroamérica y protegerlos de la deportación.

Ahora, mientras las políticas de inmigración del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump colocan una renovada atención al trato que reciben las personas que llegaron a Estados Unidos de manera ilegal, la progresista ciudad lidia con lo que significa ser una entidad que acoge a los inmigrantes.

Los votantes decidirán si designan a Tucson como la única ciudad santuario de Arizona, lo que representa un desafío directo a Trump y a una ley en contra de la inmigración ilegal que puso la atención mundial en el estado hace casi una década. La votación programada para el martes está dividiendo a los progresistas en una ciudad en la que muchos ansían enviar un mensaje al mandatario, pero otros temen que provoque la ira de Trump y de sus aliados en la Legislatura estatal.

Comments

comments

menu
menu