¡Más vivos que nunca!

¡Más vivos que nunca!

El dominicano Luis Severino se redimió tras su desastroso debut de postemporada, Aaron Judge apareció con el bat y los Yanquis de Nueva York capitalizaron los descuidos de Cleveland para vencer ayer 7-3 a los Indios y forzar su serie divisional de la Liga Americana a un decisivo quinto juego.

El dominicano Gary Sánchez aportó un jonrón y Judge disparó un doble de dos carreras para su único hit de la serie en la que se ha ponchado 12 veces en 15 turnos.

“Hay mucha confianza en ese vestuario”, dijo el manager de Nueva York, Joe Girardi.

El abridor de Cleveland Trevor Bauer desafinó con tres días de descanso y no sobrevivió el segundo inning.

Pero fue un mojado terreno del Yankee Stadium en el que los Indios desentonaron, con un total de cuatro errores, su mayor cantidad en la campaña y un récord de la franquicia en un juego de postemporada.

Todas esas pifias derivaron en seis carreras sucias. Los vigentes campeones de la Liga Americana solo cometieron 76 errores a lo largo de la temporada, la cantidad más baja de su circuito.

“Durante toda la noche, nos complicamos la victoria”, señaló Terry Francona, manager de Cleveland.

Luego de impedir ser barridos en tres juegos con una victoria 1-0 el sábado, los Yanquis tendrán a C.C. Sabathia como abridor en el quinto juego en Cleveland de mañana.

El as de los Indios Corey Kluber subirá al montículo en una reedición del segundo juego, en el que fue vapuleado por Nueva York.

“Es difícil imaginar dárselo a alguien mejor”, apuntó Francona. “Estamos deseando que llegue”.

El ganador se las verá con Houston en la serie de campeonato de la Americana, luego que los Astros liquidaron a Boston en cuatro juegos ayer, imponiéndose en la otra Serie Divisional.

Comments

comments

menu
menu