Piden a congresista de Arizona la reunificación de padres e hijos migrantes

Piden a congresista de Arizona la reunificación de padres e hijos migrantes

Tucson, AZ. Representantes de diversas organizaciones y miembros de la comunidad en Tucson se presentaron hoy ante la oficina de la congresista Martha McSally en Arizona para protestar en contra de la separación familiar en la frontera y pidieron una pronta reunificación de padres e hijos inmigrantes.

“La separación de familias es una crisis humanitaria que vivimos en la frontera y la congresista McSally tiene en sus manos la posibilidad de avanzar medidas legislativas que alivien este sufrimiento”, dijo hoy Ryan Kelly, representante de la organización Justice Alliance y miembro de la Coalición Liberen a los Niños.

Los manifestantes, muchos de ellos cubiertos con mantas térmicas de aluminio similares a las que la Patrulla Fronteriza da a los niños migrantes, pidieron a McSally que apoye un proyecto de ley que terminaría con cualquier política de separación familiar como la llevada a cabo por la Administración del presidente Donald Trump.

La iniciativa, que solo cuenta por ahora con el apoyo de representantes demócratas, fue enviada al subcomité de Seguridad Marítima y de Frontera, del cual McSally forma parte.

McSally, quien se ha postulado para reemplazar en la Cámara alta federal al senador republicano Jeff Flake, ha centrado sus esfuerzos en impulsar la agenda de la Administración Trump apoyando la construcción de un muro fronterizo con México y la presencia de más agentes de la Patrulla Fronteriza.

Los manifestantes llevaron jaulas que representaban las celdas donde los niños migrantes fueron colocados en centros de detención tras ser reparados de sus padres, y algunos de ellos se metieron en las mismas como forma de protesta.

“No hay ninguna excusa para mantener separados a padres de sus hijos. Como ciudadanos de este país no podemos permitirlo”, dijo a Efe Deborah Livingston, resiente de Tucson.

Por su parte, representantes de la oficina de congresista McSally rechazaron dar declaraciones sobre las demandas de los protestantes.

El Departamento de Justicia pidió este jueves más tiempo al juez federal en San Diego (California) Dana Sabraw, que le ordenó reunificar a las familias de los cerca de 3.000 niños inmigrantes que fueron separados de sus padres después de cruzar la frontera entre Estados Unidos y México.

El Gobierno de Trump argumenta en una moción enviada al juez que el mandato del tribunal para devolver a todos los niños menores de 5 años a sus padres para el 10 de julio y todos los demás para el día 26 es demasiado apretado.

La separación de familias es fruto de la política “tolerancia cero” que comenzó a implementar oficialmente en abril el Ejecutivo y que lleva a procesar criminalmente a los adultos que llegan irregularmente al país, lo que originó la separación de los niños, puesto que ellos no podían ser privados de libertad.

Ante las fuertes críticas que generó esa separación, Trump se vio obligado a firmar un decreto en el que ordenaba el fin de la división de familias, pero en el que establece que a partir de ahora los menores deberán ser encerrados con sus padres mientras estos se enfrentan al proceso para ser deportados.

Fuente: http://prensahispanaaz.com/

Comments

comments

menu
menu