Putin deja a Trump media hora esperándolo para reunión

Putin deja a Trump media hora esperándolo para reunión

El presidente estadounidense, Donald Trump, celebró el lunes una esperada cumbre con Vladimir Putin, asegurando que quiere buenas relaciones con Rusia, tras culpar a Washington por su pasada “insensatez y estupidez” en lo relativo a los lazos hostiles de ambos países.

Este lunes, Vladimir Putin se reunió con Donald Trump, pero realizó la misma jugada que Trump hizo a la reina de Inglaterra, sólo que Putín lo sobrepasó: llegó a la reunión 30 minutos después de la hora acordada.Según The Independent, ésta es una cosptumbre arraigada en el presidente de Rusia.

Sin embargo, esta impuntualidad, al parecer deliberada, no fue tan grande como aquella que Merkel tuvo que sufrir por parte de su homólogo ruso. La canciller alemana tuvo que esperar hasta cuatro horas en lo que llegaba Putin.

Según análisis de este comportamiento dicen que es una forma de manipulación de Putin adquirida desde sus tiempos de agente de la KGB.

Trump comenzó el encuentro con cálidas palabras para Putin, sentado junto al líder ruso en un palacio presidencial en la neutral Finlandia, y aseguró que uno de sus grandes objetivos es mejorar las relaciones entre ambas naciones.

“Creo que tendremos una relación extraordinaria. Eso espero. Lo he estado diciendo, estoy seguro de que lo han escuchado a lo largo de los años, y cuando hacía campaña, que llevarse bien con Rusia es algo bueno, no algo malo”, afirmó.

No obstante, para los críticos de Trump, las amistosas palabras se vieron opacadas por la dura denuncia de las políticas precedentes de su propio país, hecha por el mandatario en Twitter horas antes de la cumbre.

“Nuestra relación con Rusia NUNCA ha sido peor gracias a muchos años de insensatez y estupidez de Estados Unidos y ahora, ¡la Caza de Brujas Amañada!”, tuiteó antes del inicio de la reunión.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia le dio “me gusta” al tuit y respondió de vuelta: “Estamos de acuerdo”.

Los críticos de Trump en su país estaban furiosos y un congresista demócrata tuiteó que Trump había convertido a la Casa Blanca en “un brazo propagandístico del Kremlin“.

Putin y Trump se reunieron solos sin intérpretes antes de un almuerzo de trabajo con sus asesores. Trump indicó que hablarían de varias materias, incluyendo comercio, asuntos militares, armas nucleares y China.

Sin embargo, al menos en sus declaraciones públicas, no mencionó ninguna de las crisis que llevaron las relaciones entre Washington y Moscú a sus mínimos desde la Guerra Fría: la anexión de territorio ucraniano por parte rusa, su apoyo al presidente sirio, Bashar alAssad, y las acusaciones occidentales de que envenenó a un espía en Inglaterra e interfirió en las elecciones.

El Kremlin rebajó las expectativas del encuentro, aunque dijo que espera que sea el “primer paso” para resolver la crisis de sus relaciones. A la salida del encuentro, Trump calificó el evento como un “buen comienzo”.

“Los presidentes Trump y Putin se respetan y se llevan bien”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. “No hay una agenda clara. La irán decidiendo los mismos jefes de Estado según vayan avanzando”.

Los adversarios de Trump en Estados Unidos han sido incisivos sobre su aparente rechazo a criticar a Putin. Su rival electoral en 2016, Hillary Clinton, tuiteó: “Gran Mundial. Pregunta para el presidente Trump cuando se reúna con Putin: ¿Sabe para qué equipo juega?”.

Rusia niega haber interferido en la elección presidencial estadounidense. La agencia estatal de noticias RIA citó una fuente rusa que indicó que Moscú está “dispuesta a discutir y adoptar obligaciones mutuas de no intervención en los asuntos internos”.

Comments

comments

menu
menu