¿Qué le espera tácticamente a México con Gerardo Martino?

¿Qué le espera tácticamente a México con Gerardo Martino?

Nuestros amigos de La Pizarra D.T nos traen este extraordinario análisis de lo que podremos ver del parado táctico de la Selección Mexicana con la llegada de Gerardo “Tata” Martino.

Gerardo Martino llega a la Selección Mexicana en plan de conquistador medieval en búsqueda de un nuevo reto tras haberse hecho de todos los honores en Estados Unidos, pero siempre con la humildad y profesionalismo que lo caracteriza. Continuando la idea de un juego posicional, ya experimentada con Juan Carlos Osorio, llega el formado en Newell’s con una metodología más pragmática y quizás con menor necesidad de tiempo en experimentación.

Acá analizamos, de manera resumida, sus principales ideas mostradas durante los dos años con Atlanta United en la MLS.

CENTRALES

Centrales en amplitud, con licencia para avanzar en conducción, superar líneas y juntarse con los laterales o carrileros. El papel de Leandro González Pirez durante los dos años de Martino en Atlanta fue monumental. Fue el principal encargado de conducir la salida por bajo, en asociación o buscando superar líneas. Al ser un equipo muy corto, el formado en River Plate estuvo autorizado para enviar balones a la espalda de los laterales cuando los laterales en amplitud, Martínez o Almirón marcaban la diagonal.

Se tornará interesante ver cómo Néstor Araujo puede influir en ese traslado de pelota desde el fondo. Diego Reyes podría actuar como uno de esos centrales que va en amplitud. Para ello, se necesita un guardameta que no tema a jugar por bajo, incluso sin ser un superdotado de la habilidad con pelota (caso Brad Guzan).

Estos mismos centrales deben ser muy veloces en el cierre por bajo, ya que están generalmente abiertos. Esto lo ejecutó muy bien Michael Parkurst en todo el ciclo. Quien más se acerca a sus características es Carlos Salcedo, el central más rápido el corte que tendrá Martino a sus órdenes.

LATERALES

“Los laterales son muy importantes jugando con línea de cuatro, pero lo son mucho más jugando con línea de cinco”, llegó a mencionar Martino durante la temporada regular. La labor de los laterales en el esquema del rosarino fue camaleónica. Rotando entre mediocampistas-laterales (como Julian Gressel) y laterales-mediocampistas (como Gregg Garza) encontró su mejor versión. Con línea de cinco o cuatro al fondo, el aporte por los costados fue incisivo, incluso sin contar con laterales de élite. Ubicarlos en amplitud siempre fue consigna, sobre todo en salida.

Sumado al trabajo del lateral, el volante ubicado en banda siempre tuvo responsabilidades de apoyar en fase defensiva, sobre todo teniendo en cuenta que Atlanta no presiona alto. Miguel Layún, principalmente, se puede ver beneficiado en ese trabajo de carrilero que tantos nombres tuvo Martino en Atlanta, con el fin de resolver durante dos años (Antone Walkes, Tyrone Mears, George Bello, José Hernández, Chris McCan, Gregg Garza, Julian Gressel y Franco Escobar).

VOLANTES CENTRALES

Un volante central se posaba entre los centrales y tenía responsabilidad de jugar a lo largo del campo para provechar los centrales en amplitud.Carlos Carmona fue la balanza del primer año del proyecto. El chileno, de un corte defensivo, permitió mayor estabilidad a una propuesta que basó su modelo en el trabajo de ida y vuelta de los laterales, más los centrales en amplitud lavolpiana.

En el segundo año llegó Eric Remedi. El ex volante de Banfield, quien tiene capacidad de mayor traslado de la pelota, aportó más en la salida. Con mayor juego interior, Atlanta United se vio mejor y creció en aspectos como aprovechamiento del costado débil, dos contra uno (2 vs. 1) ofensivo y la puesta en escena de jugadores en asociación interna.

Jeff Larentowicz, otro de los centrocampistas, tuvo una responsabilidad adicional: actuar como central debido a su buena ubicación en tiempo y espacio, además de tener un aceptable traslado de la pelota.

El trabajo de Diego Reyes acá puede ser importante. Con mucho más fútbol que Larentowicz y condiciones físicas superiores a Remedi, puede ser el volante que busque ir entre los centrales para generar amplitud.

INTERIORES

A los interiores se les pidió mucha movilidad, al punto de ser capaces de generar superioridades junto al carrilero en proyección. Fue constante ver al interior-carrilero y volante exterior interiorizado triangulando. Darlington Nagbe llegó en el año del campeonato, dando muchas más importancia –como se dijo en el caso Remedi– al juego interior. El nacido en Liberia incrementó el número de balones enviados al espacio, recuperaciones en segundas acciones y remates a media distancia.

Héctor Herrera es el gran hombre a citar. Convertido en uno de los mejores box to box de Europa, puede ser mucho más determinante en el esquema de Martino, sobre todo analizando que ninguno de los volantes del equipo de Georgia tiene el golpeo en largo y a balón parado de Herrera.

Va a ser interesante ver la labor de Erick Gutiérrez. La era Martino nunca tuvo un jugador de sus características porque fueron usados futbolistas de mucho más vértigo, traslado y mayor tendencia al ida y vuelta para cortar líneas de pase.

VOLANTES EXTERIORES

Los volantes ofensivos de Martino son futbolistas que entienden el juego en función del colectivo. Crear líneas de pase interiores es el objetivo, sobre todo al analizar que la banda prácticamente queda para el lateral en cuestión. Son los encargados de apoyar por dentro en el dos contra uno (2 vs. 1) que se suele ejercer en contra del lateral. En el primer año de gestión, Atlanta tuvo mucha más capacidad de desborde con Yamil Asad y Héctor Villalba (sin lesiones).

Ya en 2018 llegó Ezequiel Barco, quien suele partir desde la banda hacia adentro, apoyado por el propio Villalba o Julian Gressel en el sector opuesto. El espectacular golpeo cruzado del alemán fue una variante añadida durante el campeonato ganado. El trabajo de apoyo en transiciones es básico para la sinergia de un técnico que da libertades ofensivas a sus defensores.

Javier Aquino, un jugador que parte muy bien desde el costado hacia posiciones interiores con y sin pelota será una variante valiosa. Jesús Gallardo en un plan mucho más distanciado a su juego podría ser adaptado a la posición.

VOLANTE “10”

Al volante “10” se le dio muchas libertades para caer por los costados o por el centro. En la presión, es quien apoya al delantero. Miguel Almirón se comió la MLS teniendo todo el respaldo de su entrenador. Partiendo muchas veces por izquierda y en otras como mediapunta, el paraguayo pudo arrancar en posiciones centrales, pero también fue capaz de retrasarse para generar mayor fluidez en salida cercano al mediocampista central o los interiores. Su frenética ayuda en presión, disonante a veces al resto de los compañeros, es un ítem difícil de conseguir en cualquier otro futbolista de tantas características creativas.

Hirving Lozano está sujeto a ser el más beneficiado del sistema. Con un recorrido sobre el campo similar al del guaraní, “Chuky” puede aportar por fuera o en cortas y grandes extensiones de terreno, gracias a su excelsa conducción en velocidad y una gran capacidad de eludir rivales.Roberto Alvarado se torna como una segunda opción sumamente interesante. El sacrificio defensivo que puedan tener genera cierta duda.

DELANTEROS

Josef Martínez marcó un antes y un después en el fútbol de Estados Unidos. Un delantero de excelente timing y ubicación a espalda de los centrales ha hecho desastres porque se ha reencontrado con la efectividad. El tiempo que toma el venezolano para marcar la diagonal y desmarcarse es fundamental. Más allá de acciones individuales, de balones filtrados han llegado gran número de sus goles. Agregó skills a su repertorio, como el apoyo al pivotear y dejar de cara para la conducción o el remate.

Más allá del biotipo, Raúl Jiménez es un delantero que puede cumplir con estas características. Aprovechando su gran momento en la Premier, se torna como una alegría previsible para “Tata”. Buscando variantes, va a ser interesante ver a Martino con delanteros menos posicionales apoyándose en el juego interior y la búsqueda constante del espacio para el remate. En Atlanta fue Josef y nadie más en punta.

Comments

comments

menu
menu