Reino Unido, Irlanda y EEUU suspenden festejos de San Patricio

Reino Unido, Irlanda y EEUU suspenden festejos de San Patricio

Las celebraciones del Día de San Patricio han sido víctimas del nuevo coronavirus, pero incluso una pandemia no pudo apagar el deseo de celebrar el color verde, la cerveza Guinness y todas las cosas irlandesas.

Los desfiles y fiestas del martes fueron cancelados en todo el mundo cuando los gobiernos impusieron restricciones sobre el contacto humano para desacelerar la propagación del virus.

Las autoridades irlandesas suspendieron el desfile de Dublín, que suele atraer a medio millón de participantes, y suplicaron a las personas no congregarse en fiestas privadas. Miles de bares irlandeses cerraron como parte de las medidas para combatir el COVID-19, decenas de miles de pintas de Guinness se dejarán de servir y 140.000 personas que trabajan en pubs, restaurantes y guarderías están sin empleo, por lo menos temporalmente.

Sin embargo, en una época de distanciamiento social y autoaislamiento, floreció el deseo de celebrar el día.

La transmisora nacional de Irlanda, RTE, exhortó a las personas a publicar videos de sus aisladas celebraciones en redes sociales. El hashtag #RTEVirtualParade pronto se convirtió en un revuelo de procesiones familiares ondeando banderas, mascotas vestidas de verde, blanco y naranja, y niños haciendo bailes irlandeses.

En el Reino Unido, el festival del Día de San Patricio en Trafalgar Square fue suspendido, y el gobierno exhortó a los británicos a no visitar bares y restaurantes, pero no los cerró formalmente.

En Estados Unidos, el enorme desfile de Nueva York se canceló por primera vez en sus 258 años de historia. Otras ciudades, incluidas Chicago y Boston, también cancelaron sus desfiles de larga tradición.

En su mensaje anual del Día de San Patricio, el presidente irlandés Michael D. Higgins exhortó a las personas a mostrar “solidaridad y preocupación por el bienestar de nuestros ciudadanos” al celebrar el santo patrono del país.

“El Día de San Patricio se ha convertido en una profunda expresión de una historia común que se extiende más allá de las costas irlandesas”, dijo. “Como miembros de esa comunidad local, debemos comprometernos para trabajar en un espíritu de solidaridad y cooperación, unirnos a los ciudadanos en el mundo y luchar contra esta emergencia de salud mundial”.

La pandemia del coronavirus ha infectado a más de 183.000 personas y matado a más de 7.100 en todo el mundo.

La enfermedad COVID-19 provoca síntomas leves o moderados para muchos y la gran mayoría se recupera. Algunas personas, especialmente ancianos o con problemas médicos previos, pueden sufrir complicaciones como la neumonía.

Comments

comments

menu
menu