Trump culpa a padres inmigrantes tras separarlos de sus hijos

Trump culpa a padres inmigrantes tras separarlos de sus hijos

Como ocurre con frecuencia en el actual gobierno estadounidense, Donald Trump ha hecho “frente” a la actual crisis migratoria infantil como mejor sabe: a punta de tuits. Así es: el presidente de Estados Unidos sigue pegado a su teléfono celular para lanzar acusaciones a diestra y siniestra, sin atacar de fondo el grandísimo problema que tiene encima. Basta ver sus recientes declaraciones en Twitter para notar la poca empatía que tiene respecto a casi cualquier tema humanitario.

Dentro de los tuits lanzados estos días, destaca (de manera grotesca y lamentable) aquel donde responsabiliza a padres y madres inmigrantes por el terrible escenario que se vive actualmente en la frontera sur. Trump señaló que: “Siempre debemos arrestar a la gente que llega a nuestro país de manera ilegal. De 12,000 niños, 10,000 fueron enviados por sus padres a realizar un viaje muy peligroso. Sólo 2,000 viajan con sus padres, muchos de los cuales han tratado de entrar ilegalmente a nuestro país en numerosas ocasiones”.

Es así como Trump trata de deslindarse de la responsabilidad que tiene sobre los casi 2,000 niños que hoy se encuentran hacinados en “campamentos”, los cuales son una escalofriante repetición de los campos de concentración nazis (las imágenes de niños en jaulas, cobijados con papel aluminio; las desgarradoras llamadas de auxilio, más el material que se acumule con el paso de las horas y los días así lo demuestra).

Pero la comparación con los nazis no se detiene ahí. En otro tuit, Trump dijo: “Los demócratas son el problema. A ellos no les preocupa el crimen o los inmigrantes ilegales, sin importar lo malos que  puedan ser, se propagan por nuestro país y lo infestan, como la MS-13”. Por increíble que parezca, el actual presidente de Estados Unidos habló deinmigrantes que “infestan” un país, como si de una plaga se tratara. Ese mismo discurso fue utilizado por Hitler contra el pueblo judío, a quien responsabilizaba de todos los males del pueblo alemán.

Además, el mandatario ha dicho una y otra vez que la culpa de todo lo que ocurre es del partido demócrata, pues son sus integrantes quienes instauraron estas leyes. Lo que el presidente está pasando por alto en su acusación es que quien se ha encargado de aplicarlas bajo el lema de “cero tolerancia”, mismo que hoy tiene a miles de niños en condiciones inhumanas, es justo la facción republicana, encabezada por él.

Total que toda esta locura sólo tiene dos resultados posibles: el daño irreversible a un sinfín de niñas y niños inmigrantes, cuyos derechos humanos básicos están siendo totalmente vulnerados; o bien, el fin de una de las peores administraciones políticas no sólo en la historia de Estados Unidos, sino del mundo entero. Ojalá aún quepa cordura y todos deseemos (y luchemos para) que ocurra lo segundo.

Comments

comments

menu
menu