Trump responde a la noticia de su juicio político; dice que se trata de “acoso presidencial”

Trump responde a la noticia de su juicio político; dice que se trata de “acoso presidencial”

El presidente Donald Trump, de regreso en su ciudad natal para la Asamblea General de Naciones Unidas, tomaba un “receso ejecutivo” en su penthouse de la Torre Trump la tarde del martes cuando la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi anunció el inicio de un proceso formal de juicio político en contra del mandatario. La medida de Pelosi incrementa las posibilidades de que Trump se convierta en el tercer presidente del país en ir a juicio político.

Fue un proceso que duró más de dos años y medio, y uno que lleva al mandatario por una nueva senda de su característico martirio político.

Producto de una presidencia de normas violadas de Trump y la persistente frustración de los demócratas con el resultado de las elecciones de 2016, el proceso de juicio político ha sido bien recibido por los asesores del mandatario, que creen que podría arrojar resultados contraproducentes contra los demócratas.

Trump: “es una ‘cacería de brujas’”

El mismo Trump dijo que la medida podría impulsar sus posibilidades electorales, pero en su momento reaccionó con una serie de tuits en los que expresó su molestia y acusó a los demócratas de participar en una “cacería de brujas” y en “acoso presidencial”.

Momentos antes, mientras se daba a conocer la decisión de Pelosi, un agitado Trump evaluó el costo político del momento y los hechos que rodearon rápidamente a su presidencia desde que se reveló de que una denuncia de informante lo acusaba de presionar al mandatario ucraniano de obtener material perjudicial sobre su la familia de su rival político, Joe Biden.

“Van a perder la elección, y creen que esto es lo que deben hacer”, dijo Trump a los reporteros. “Refiriéndose a Pelosi, añadió: “Si lo hace, todos dicen que es algo positivo para mí, para la elección. Tambien se podría decir, ¿quién necesita esto? Es malo para el país”.

Las revelaciones giran en torno a una conversación telefónica el pasado 25 de julio entre Trump y el mandatario ucraniano Volodymyr Zelenskiy en la que se dice que Trumppidió ayuda para investigar a Biden y a su hijo, Hunter. Días antes de la llamada, Trumpordenó a sus asesores congelar un fondo de 400 millones de dólares en ayuda militar para Ucrania, lo que generó especulaciones de que retenía el dinero para presionar por información de los Biden. Trump ha negado la acusación pero reconoció que bloqueó la entrega de fondos.

La Casa Blanca y los asesores informales de Trump se encuentran divididos sobre cómo manejar la historia, según ocho personas que hablaron bajo condición de anonimato debido a que no están autorizadas para discutir conversaciones privadas de manera pública. Trumppasó parte de la noche del lunes consultando con familiares y allegados sobre sus próximos pasos.

Comments

comments

menu
menu